5 consejos para que un perro y un gato se lleven bien

Por lo general, cuando se habla de qué animales son más inteligentes, si los perros o los gatos, se les presenta como enemigos mortales. La verdad es que no tienen que serlo, todo depende de si sigues algunos consejos para que un perro y un gato se lleven bien.

Perros y gatos son muy diferentes, pero eso no quiere decir que no puedan llevarse bien, eso sí, si les ayudas.

5 consejos para que perro y gato se lleven bien

Es posible que perro y gato no congenien, pero siguiendo estos consejos, todo será más fácil y habrá más armonía en tu hogar.

Ten en cuenta la personalidad de cada uno, no su raza

Al contrario de lo que se piensa, hay algunas razas de gatos y perros se llevan mejor que otras. Lo fundamental es considerar sus personalidades y niveles de energía. Si un perro es agresivo y territorial, no va a encajar con un gato, y si un gato es más revoltoso no se va a llevar bien con un perrito mayor.

Esto es fundamental para que perro y gato se lleven bien.

Entrena a tu perro para que perro y gato se lleven bien

Es importante que entrenes a tu peludo canino para que controle sus instintos. ¿Va corriendo a la cocina si cae al suelo comida? ¿Se alerta en exceso cuando ve un juguete nuevo? Si le ocurre esto, seguramente no se llevará bien con un gato, porque cada vez que lo vea, se sobresaltará.

Dale al gato su territorio antes de conocer al perro

Los gatos necesitan un espacio que solamente sea suyo. Por eso, su espacio no debe estar accesible para el perro, pero también debes establecer espacios seguros por toda la casa. Así, tu gato podrá estar en ellos con total tranquilidad.  Puedes usar refugios altos o estanterías, para que pueda cruzar una habitación con tener que andar por el suelo.

Y por supuesto, mantén alejado al perro del cajón de arena del gato. Los mininos solo hacen sus necesidades en entornos donde se sienten seguros, y a veces los perros pueden comer heces, algo que les puede provocar muchos problemas.

Entrena cuerpo y mente del perro

Es fundamental que la energía del perro se libere, de forma que la velocidad de su cerebro disminuya y se controlen cuando están cerca de un gato. Los perros necesitan mucha estimulación, y tener esos estímulos controladamente, hace que tengan menos necesidad de, por ejemplo, perseguir al gato. Puedes usar juguetes y adiestramiento.

Planea el encuentro para que perro y gato se lleven bien con mucho cuidado

Solamente hay una oportunidad para que tengan una primera impresión positiva el uno del otro. Por suerte, a los dos les encanta comer, y eso puede ayudar.

Preséntalos durante la comida, pero manteniendo al perro atado con correa y separados por una puerta para que puedan olerse. Además, de esta forma, asociarán sus respectivos olores con la comida, algo que puede ser francamente bueno para que perro y gato se lleven bien.

2020-05-17T10:41:28+01:00