No sé como empezar porque no sé como bajar el telón a nuestra historia. Ayer te fuiste entre mis brazos y mis besos, de una forma tranquila, tu espíritu joven te hacia luchar pero tu cuerpo ya no resistía más embestidas.
 
Sam nunca podré agradecerte todo lo que me has dado, ahora los recuerdos atropellan mi mente y me desespera el no poderte abrazar. 
Desde el primer dia que nos conocimos en la protectora tuvimos una conexión especial y jamás volvimos a separarnos. Bastaba una mirada para que los dos supieramos como estaba el otro. Tus golpes de morro debajo del brazo cuando necesitaba ánimos, tu alegria rebosante, tu inmenso amor hacia mi y hacia los niños después, tu energía, tu paciencia, tu delicadeza y tu gran inteligencia.
 
Algunos ven mascotas porque no han tenido la suerte de vivir una historia como la nuestra, tan intensa, tan trepidante, tan bonita, tan de verdad.
 
Gracias amigo, gracias por todo, solo espero que cuando mi telón se baje vengas a buscarme con tu movimiento de cola, tus saltos, tus lametones y que podamos volver a revivir los momentos más felices de nuestras vidas. Eres un ángel y como tal al cielo debes volver. Te queremos y jamás te olvidaremos . Mi corazón siempre tendrá un gran lugar para ti. Siempre Sam 🐶❤