Nanito, te tuvimos que dejar marchar el día 15-02-2022. Nos regalaste tu maravillosa esencia, cariño y alegrías durante más de 14 años , nos has dejado un vacío enorme en nuestros corazones, te extrañamos muchísimo y nunca te olvidaremos.
Ahora allí donde estás ya no estás padeciendo.
Te buscaremos en otra vida para volver a estar juntos.