Un 40% de perros y gatos tienen obesidad, y la tendencia va en aumento. Es por eso que, es necesario tomar las medidas adecuadas para reducir la obesidad en perros y gatos. Los que se han esterilizado, los de edad avanzada y que hagan poco ejercicio, son los más proclives.
La obesidad provoca muchos daños en tus pequeños: alteraciones en el metabolismo de los lípidos, diabetes, problemas de articulaciones, trastornos reproductivos, hace que les cueste respirar… También hace que tu peludo viva menos y, en definitiva, que su calidad de vida no sea la mejor. ¿No es mejor entonces reducir la obesidad en perros y otros animales?

¿Cómo podemos reducir la obesidad en perros y gatos?

Será necesario un plan alimenticio según las necesidades de cada perrito o gatito. Pero eso sí, es fundamental que como dueño te comprometas a cumplirlo y te impliques. No es suficiente con cambiarle la comida.

Es necesario crear unas pautas de alimentación para tu perro o gato si sufre sobrepeso. Quien mejor te puede ayudar a determinar las necesidades nutricionales de tu perro o tu gato es tu veterinario de confianza, que te dirá cuánta comida y qué tipo debes proporcionar a tu peludo para que pierda peso.

Más raciones de comida, pero más pequeñas

Esto es algo que tendrás que hacer. Cuando un perro o un gato tiene sobrepeso, lo mejor es dividir su ración de comida diaria en dos o más tomas. Así podrá digerir y usar la energía de la comida más rápida, además de poder controlar el comer muy rápido.

Ser firmes y tener horarios

Lo de ser firmes va por ti. Cuando queremos a nuestros peludos nos gusta darles lo mismo que comemos nosotros, pero no debemos, porque nuestra comida puede no ser adecuada para él. Por ello, simplemente dale su comida.

Es muy importante también que siempre coma a la misma hora, en el mismo sitio y en el mismo comedero. De esta forma se irá acostumbrando poco a poco.

La dieta debe complementarse con el ejercicio físico para reducir la obesidad en perro

Igual que ocurre con nosotros los humanos, a la hora de perder peso hay dos elementos fundamentales: la dieta y el ejercicio físico regular.

Es muy importante que, si tu perro o gato está en buenas condiciones de salud, trates de hacer que haga una cantidad de ejercicio moderada, pero que se mueva. Es buena idea que, en lugar de hacer paseos muy largos pocas veces a la semana, lo hagas al revés: muchos paseos a la semana, más cortos.

Y si no le gusta andar o le cuesta trabajo, una buena alternativa es hacer que nade.

Otra forma de hacer que haga ejercicio es el juego en casa o en la calle. En el caso de los gatos, existen juegos que hacen perseguir objetos, como ratoncitos, objetos que se tiran… Y bueno, en el caso de los perros, hacer que jueguen en mucho más fácil.

En Cel amic estamos a tu disposición para cualquier cosa que puedas necesitar.